licencia-por-maternidad

Licencia por maternidad: ¿qué nos dice la ley?

De la redacción de tvcrecer

 

La mayoría de las mujeres trabajamos, ya sea por gusto o por necesidad. Esto no tiene que impedirte el embarazo. La ley te proporciona algunos derechos para cuando estás esperando un hijo.

El trabajo ya forma parte de la vida cotidiana de la mayoría de las mujeres. Muchas mujeres no podemos concebir la vida sin trabajo, ya sea por necesidad o por gusto. Pero esto no tiene que ser un impedimento para que busquemos realizarnos en los otros ámbitos de nuestra vida. Por lo tanto, si la estabilidad laboral es una duda que se nos plantea cuando buscamos un embarazo, conviene que sepamos bien qué dice la ley acerca de la maternidad y el trabajo en nuestro país.

1 mes y medio antes, 1 mes y medio después

La ley establece que 45 días antes y 45 días después del parto está prohibido trabajar. Durante estos periodos, vos tenés que recibir el sueldo y los pagos por seguridad social habituales. Para pedir la licencia, tenés que presentar un certificado médico con la fecha probable del parto y comunicarles fehacientemente a tus empleadores cuándo vas a empezar la licencia. Además, para recibir el pago completo tenés que contar con una antigüedad de 3 meses de trabajo al momento en el que empieza la licencia.

Si la mamá quiere, el periodo previo al embarazo se puede reducir a 30 días, mientras que los 15 restantes se pueden usar después de que nació el bebé (si el parto es prematuro, el período que no se utilizó se acumula para luego del parto). De todos modos, te recomendamos que hables con tus empleadores, ya que algunas empresas manejan estos días con mayor flexibilidad. Por eso, es bueno que conozcas las condiciones de tu trabajo.

Extensión del plazo

El plazo sin trabajar se puede extender por 6 meses más, aunque en este caso no vas a recibir ningún pago. Para hacer la extensión tenés dos requisitos: contar con por lo menos 1 año de antigüedad en el trabajo y comunicar el pedido de extensión dentro de las 48 horas que siguen a la finalización de la licencia.

Otros beneficios legales

Además de la licencia, tenés otros beneficios legales. El primero tiene que ver con la estabilidad laboral durante el embarazo: tenés derecho a guardar reposo en tu casa si el médico así lo indica, aunque siempre vas a tener que presentar el certificado médico en el trabajo. Si llegás a ser despedida, tu empleador tiene que pagarte un año de remuneraciones además de la indemnización habitual por antigüedad.

El segundo tiene que ver con la lactancia: durante el primer año de vida del bebé tenés derecho a tomarte dos descansos de media hora durante la jornada laboral para amamantar a tu hijo.

Es muy importante que conozcas la ley para saber cómo tenés que actuar. Si tenés alguna duda, te recomendamos que consultes a un abogado.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas