cuando-los-padres-viajan-150x150
1

Cuando los padres viajan

Los viajes de los padres son experiencias traumáticas para los bebés, que no pueden entender por qué su ser más querido no está presente. Por eso, les acercamos algunas recomendaciones para los padres que viajan.

tvcrecer agradece a la Lic. Maritchu Seitún

cuando-los-padres-viajan

Aunque pueda parecer lo contrario, los bebés sufren más la ausencia de la madre o figura de apego principal que los chicos más grandes. La diferencia es que no pueden demostrarlo, ya que no tienen vías adecuadas de expresión o de elaboración.

Hasta los seis meses es importante llevarlos a los viajes. Los bebés incomodan muy poco, son “portátiles”.

Entre los seis meses y los dos años también habría que llevarlos, por lo que sugiero tratar de evitar los viajes de la madre o figura de apego principal del bebé.

A partir del año y medio o dos, cuando ya entienden lo que les decimos, podemos hacer muchas cosas que les permitan entender y tolerar la ausencia de la madre. Ellos todavía no tienen nociones suficientes de tiempo y espacio y tampoco una imagen internalizada de la madre que le permita evocarla cuando no está (no tienen constancia objetal). Pero estas “fantasías” se pueden suplir con:

1. llamados telefónicos, en lo posible todos los días y a la misma hora;

2. dejarlos en su casa con hermanos y todo lo más igual posible a su vida habitual, bajo el cuidado de una persona muy cercana;

3. hablarles de la mamá o papá ausentes;

4. jugar con un avión o colectivo en el que “están” sus padres, de modo que él pueda llevarlos y traerlos a voluntad (a diferencia de los reales que todavía no vienen);

5. dejar una carta por día con un mensaje cortito y una sorpresa chiquita de modo que vayan viendo cómo desaparecen los sobres y puedan entender el paso de los días.

A partir de los cuatro años, habiendo alcanzado la constancia objetal, con mejores nociones de tiempo y espacio, y mayor capacidad de elaborar situaciones a través del juego y del pensamiento, les resultará más fácil y, sobre todo, menos traumático que sus padres viajen.

De todos modos esto significa que están listos para que nos vayamos unos pocos días, ya crecerán y podremos hacer viajes más prolongados.

 


Otras notas relacionadas