alergias-alimentarias

Qué son las alergias alimentarias y cómo prevenirlas

tvcrecer agradece a Magdalena Bauschen

En los últimos años han aumentado mucho las enfermedades alérgicas, sobre todo las alimentarias. En esta nota, te contamos cuáles son los principales síntomas de alergia y cómo podés hacer para evitarla.

 

En los últimos años, han aumentado considerablemente la cantidad de enfermedades alérgicas, que hoy en día afecta a aproximadamente el 15% de la población. Enfermedades muy comunes como el asma y la rinoconjuntivitis alérgica se deben en la mayoría de los casos a los ácaros del polvo, al pólen de gramíneas, al pelo de animales y a los hongos.

Muchas de las alergias, sin embargo, son alimentarias. De esta manera, es cada vez más frecuente encontrar personas que deben prescindir de ciertos alimentos en su dieta, debido a las reacciones adversas que les causan.

La introducción en la dieta de nuevos productos y a más temprana edad influye de forma notable en el incremento observado del número de alergias. Por ejemplo, uno de los principales factores que explican el aumento de las alergias alimentarias es la finalización temprana de la lactancia materna y la incorporación a las dietas de los bebés de cereales con gluten o frutas exóticas, como el kiwi.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Una alergia alimentaria es una reacción exagerada del sistema inmune a un componente específico de un alimento. En estos casos, un componente natural que normalmente es tolerado se percibe como un invasor peligroso y provoca esta “respuesta exagerada”.

En el caso de los niños, las alergias se dan principalmente durante los dos primeros años de vida. La leche, el huevo y el pescado son los principales responsables en los menores de un año, y el huevo aparece como el alimento más alergénico en niños de 1 a 2 años.

Generalmente, cuando los chicos superan los 2-3 años terminan tolerando estos alimentos, así que puede decirse que el pronóstico es bueno. De todos modos, a partir de los dos años, la lista de alimentos alergénicos puede ampliarse: pescado, legumbres, frutas secas, frutas y mariscos son los que más frecuentes causan problemas. Las alergias causadas por los maníes, nueces, pescados y mariscos son más duraderas en su sensibilización y pueden perdurar durante décadas o para toda la vida.

Algunos alérgenos están ocultos y su detección resulta a veces casi imposible. Por ejemplo, en alimentos procesados industrialmente a los que para mejorar su aspecto, color y sabor se les agregan sustancias como caseína (una de las proteínas de la leche), proteína de soja, gluten de trigo, etc. También el huevo se encuentra oculto en numerosos alimentos, sin que figure en su composición, como en ciertos productos de panadería y pastelería, pincelados con huevo para darles aspecto lustroso y brillante. Por ello es importante leer las etiquetas o asesorarse bien con un nutricionista qué productos alimenticios pueden contener los alimentos a los que uno es alérgico.

¿Cuáles son los síntomas de las alergias alimentarias?

Los síntomas de las alergias alimentarias dependen generalmente de la edad de la primera reacción alérgica. Durante las primeras semanas de vida, los síntomas son principalmente digestivos (vómitos, diarreas), en los primeros meses o años, son cutáneos (eczemas y urticarias). Luego, aparecen los síntomas respiratorios (bronquiolitis, asma y/o rinitis).

Pueden presentarse unas reacciones u otras, o varias de ellas combinadas. En algunos casos aparecen reacciones graves, como el shock anafiláctico, broncoespasmo agudo severo, y angioedema de vías respiratorias, que pueden llegar a producir la muerte.

El tratamiento para las alergias alimentarias consiste en eliminar totalmente de la dieta el alimento responsable.

La prevención de la alergia alimentaria debe iniciarse desde temprano, desde que el bebé nace. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la lactancia materna exclusiva, la introducción después de los 6 meses de huevos, pescado y frutas secas, y un suplemento de zinc durante seis meses, potencia la inmunidad, especialmente en los nacidos con bajo peso, más propensos a sufrir de alergias alimentarias.

Como se mencionaba más arriba, los chicos que presentan síntomas tempranos de alergia necesitarán más tiempo para tolerar ciertos alimentos, pero transcurridos unos años podrán (generalmente) volver a consumirlos, introduciéndolos de nuevo de manera paulatina y en pequeñas cantidades.

Otras notas relacionadas