metro

¿Cómo reconocer la anorexia?

tvcrecer agradece a la Sociedad Argentina de Pediatría

La anorexia es un problema que preocupa mucho a quienes tienen hijos adolescentes. Si bien las causas de la anorexia son difíciles de indentificar, hay una serie de signos a los que debemos prestar atención para saber si alguno de nuestros hijos sufre este problema.

El problema de la anorexia es muy grave y suele manifestarse sobre todo en mujeres adolescentes, aunque también existen casos en hombres. Cuando hablamos de anorexia nerviosa, nos referimos a una alteración grave de la alimentación por decisión voluntaria. La mayoría de las veces, la persona anoréxica quiere perder peso porque tiene un temor muy grande a ser obesa, por más que en la realidad exhiba una gran flacura.

Origen

La causa de la anorexia nerviosa es desconocida, aunque hay una combinación de factores que podrían generarle, entre las que se encuentran los elementos biológicos, psicológicos (influencias familiares y conflictos psíquicos) y sociales (influencias y expectativas sociales), y la predisposición genética.

Características y síntomas

Las principales características de la anorexia nerviosa son el rechazo a mantener un peso corporal normal mínimo por el terror a subir de peso. La percepción del cuerpo se altera: es decir, que no se puede reconocer la propia figura sino que la persona siempre se ve como obesa. La persona no reconoce la enfermedad y no puede observar la pérdida de peso. Generalmente, el peso se pierde porque hay una disminución grande de los alimentos que se ingieren. La dieta se hace insuficiente y a veces se puede llegar al límite de la desnutrición, que en algunos casos tiene efectos irreversibles. Es posible que la anorexia también se acompañe del uso indebido de drogas, de vómitos provocados y de ejercicio físico excesivo. La anorexia tiene consecuencias físicas y psicológicas. Entre las primeras, se destacan la malnutrición, la baja presión arterial, las arritmias, las bajas temperaturas corporales, la sequedad en la piel, la caída del cabello y la osteoporosis, entre otras. Entre las segundas, se pueden presentar problemas de depresión, ansiedad, irritabilidad y aislamiento social.

Signos de alarma

Las personas que sufren de anorexia muestran algunos signos a los que debemos prestar atención:

  • Temor obsesivo de aumentar de peso o engordar.
  • Percepción distorsionada de su peso, tamaño o figura de su cuerpo.
  • En las mujeres, la ausencia al menos de tres ciclos menstruales consecutivos.
  • Comer como si estuviera a dieta incluso en individuos sin sobrepeso o muy delgados.
  • Usar ropas muy holgadas o demasiado grandes.
  • Estar preocupada por su peso y figura procurando nuevas dietas.
  • Cambios de personalidad
  • Vértigos, desmayos, pérdida de conocimiento y dificultad para concentrarse.
  • Hacer ejercicio de manera excesiva.

Ante la aparición de algunos de estos signos, se debe consultar enseguida al médico para evitar la progresión de la enfermedad

Tratamiento

El tratamiento de la anorexia es muy complejo, y necesita ser enfocado por distintas especialidades que trabajen en equipo, de manera coordinada. Deben implementarse tanto cuidados médicos como terapia psicológica, individual, familiar, psicoeducación y participación en grupos de apoyo. En algunos casos, se pueden recetar psicofármacos. Los objetivos más importantes del tratamiento son la corrección de la malnutrición y la resolución de las disfunciones psíquicas del paciente y de su familia. Las metas del tratamiento incluyen devolverle a la persona un peso saludable, tratar sus problemas emocionales tales como la baja autoestima, corregir patrones de pensamiento distorsionados y desarrollar cambios de conducta a largo plazo.

Recomendaciones

La detección e intervención temprana puede reducir la gravedad de los síntomas. Alentar los hábitos alimenticios sanos y las actitudes razonables en cuanto al peso y la dieta puede también ser de gran ayuda. Debemos procurar que el momento de la comida sea un acto social, tranquilo y armonioso. Finalmente, es muy importante que los padres acudan al médico, porque los pacientes muchas veces niegan los síntomas e insisten en ocultar la gravedad del problema.

La anorexia es un problema que preocupa mucho a quienes tienen hijos adolescentes. Si bien las causas de la anorexia son difíciles de indentificar, hay una serie de signos a los que debemos prestar atención para saber si alguno de nuestros hijos sufre este problema.

Otras notas relacionadas